Miles de jujeños y turistas desenterraron al mítico Pujllay, que andará carnavaleando nueve días

0
179


Foto Egardo Varela
Foto: Egardo Varela.

Miles de jujeños y turistas desenterraban al diablo norteño de la alegría, el mítico Pujllay, que andará suelto durante nueve días en los que centenares de comparsas de toda la provincia, principalmente de la Quebrada de Humahuaca, serán protagonistas de múltiples invitaciones a puro baile, bebidas típicas, serpentina, talco y albahaca.

Oficialmente en «modo carnaval», la jornada de este sábado en Jujuy inició, como ya es costumbre, con el registro de largas filas de autos y micros sobre la ruta nacional 9, debido al éxodo de personas rumbo al norte provincial; hacia los poblados con los festejos más convocantes, entre ellos, Tilcara, Humahuaca, Maimará, Uquía y Purmamarca.

«Por fin llegaste carnaval» exclamaban también desde temprano múltiples posteos en redes sociales, por el fin de la espera para dejarse atrapar por la magia del carnaval norteño, que moviliza a locales y cautiva a visitantes de distintos puntos del país y del extranjero, que elevaron «casi a pleno» la ocupación hotelera de la provincia este fin de semana largo.

Las ceremonias para dar riendas sueltas al Pujllay comenzaron a partir del mediodía de este sábado, lo que ocurre en mojones o apachetas -montículos de piedras, en general en forma cónica- con los que cuentan las distintas comparsas, y en las que primero se pide permiso a la Pachamama y luego se desentierra el carnaval.

A la par de los pueblos de la Quebrada, otro multitudinario punto de encuentro fue un «carnavalódromo» montado en predio denominado Ciudad Cultural, en el acceso norte a San Salvador de Jujuy.

Familias enteras, entre jujeños y turistas, y diversos grupos de amigos colmaron el espacio con sus gorros carnavaleros, ramitas de albahaca en orejas y caras llenas de talco y pintura, lo cual forma parte de las clásicas postales multitudinarias en casi toda la provincia, y en las que no faltan las lluvias de espuma y la presencia de vasos con alguna bebida fresca.

Foto Egardo Varela
Foto: Egardo Varela.

«Este carnaval es alucinante. Me encanta que hay familias, gente grande, chicos. Hay de todo», contó a Télam Celeste Carrizo, quien llegó a participar del desentierro por primera vez junto a un grupo de amigos de Rosario y Córdoba, todos de entre 29 y 37 años.

Con la misma alegría valoró su experiencia, Florencia, quien llegó junto a sus hijas de 10 y 7 años, y tres amigas arribadas desde Córdoba, que participaban del carnaval jujeño por primera vez.

«La pasamos hermoso, es un ambiente súper familiar y muy divertido para venir con los niños», indicó en diálogo con Télam, al contar que es cordobesa pero hace cuatro años vive en Jujuy, durante los cuales ya fue «interiorizándose y disfrutando de las costumbres del carnaval».

«Esto es espectacular, increíble, algo totalmente distinto. Se disfruta del pintarte, la espuma, todo. Con 39 años es la primera vez que tengo una experiencia tan divertida. Hasta ahora un 10», contó, por otro lado, María Pía, una de las visitantes de la provincia de Córdoba.

En Ciudad Cultural, desde alrededor de las 15 horas bandas locales animaron el festejo, entre ritmos carnavaleros y cumbia norteña, todo en esperas al desentierro en el predio, el cual fue encabezado por los integrantes del grupo Los Tekis y decenas de diablos y diablas de la comparsa «No somos nada».

Foto Egardo Varela
Foto: Egardo Varela.

«Que se despierte el diablo en cada uno de los que disfrutamos de este carnaval», se escuchó por altavoz cuando, a las 18, desde sitio en altura -como se acostumbra la aparición de los disfrazados-, fueron bajando los diablos para mezclarse entre los presentes y despertar al Pujllay, ello en mojón en sector cerca del escenario.

La ceremonia se cumplió ante una leve llovizna que se hizo presente en el momento, pero que no opacó el clima festivo y la llegada sostenida de personas, muchas de ellas cargando conservadoras y reposeras.

También luciendo el típico atuendo diablero, Los Tekis brindaron luego un movido repertorio, actuación con la que se cerró el «carnavalódromo», que es impulsado en complemento del «Carnaval de Los Tekis», festival que comenzó ayer y se realiza durante cuatro noches en el mismo lugar.

«Soltame Carnaval» -típica expresión de algarabía durante el carnaval-, exclamó en varios momentos todo el público presente, arengados por los músicos del popular grupo jujeño.

«Feliz carnaval Jujuy, que empiecen bien y terminen mal», se escuchó también arengar a Mauro Coletti, uno de Los Tekis, durante el desarrollo del show, hasta cerca de las 19.





Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí