UNA MUJER INDIA ACUSÓ A SU MARIDO DE OBLIGARLA A MANTENER «RELACIONES SEXUALES ANTINATURA».

0
177

Un juez dijo que eso no es delito en el matrimonio

Un juez indio desestimó la denuncia de una mujer contra su marido por «relaciones sexuales antinatura», porque según la legislación en la India no es ilegal que un marido obligue a su esposa a mantener relaciones sexuales.

La sentencia, dictada la semana pasada en el Tribunal Superior de Madhya Pradesh, arroja luz sobre una laguna legal en la India que no penaliza la violación marital por parte de un marido contra su esposa, si es mayor de 18 años.

Los activistas llevan años intentando cambiar la ley, pero dicen que se enfrentan a los conservadores, que argumentan que la interferencia del Estado podría destruir la tradición del matrimonio en la India.

El Tribunal Superior de Delhi emitió un veredicto dividido sobre la cuestión en 2022, lo que llevó a los abogados a presentar un recurso ante el Tribunal Supremo que aún está pendiente de resolución.

Según la disposición del Tribunal Superior de Madhya Pradesh, la mujer declaró a la Policía que su marido fue a su casa en 2019, poco después de casarse, y mantuvo «relaciones sexuales antinatura», según la Sección 377 del Código Penal indio.

El delito incluye «relaciones carnales contra el orden de la naturaleza con cualquier hombre, mujer o animal» no consentidas, e históricamente se utilizó para procesar a parejas del mismo sexo que mantenían relaciones sexuales consentidas, antes de que el Tribunal Supremo despenalizara la homosexualidad en 2018.

Según los documentos judiciales, la mujer alegó que el acto ocurrió «en múltiples ocasiones», y que su marido la había amenazado con divorciarse si se lo contaba a alguien. Finalmente se lo dijo a su madre, quien la animó a presentar una denuncia en 2022, según el tribunal.

El marido impugnó la denuncia de su esposa ante el tribunal, alegando su abogado que cualquier «relación sexual antinatura» entre la pareja no era delictiva, ya que estaban casados.

En su sentencia, el juez Gurpal Singh Ahluwalia se refirió a la exención de la violación marital en la India, que no considera delito que un hombre fuerce a su esposa a mantener relaciones sexuales, una reliquia de la dominación británica más de 70 años después de la independencia.

«Cuando la violación incluye la inserción del pene en la boca, la uretra o el ano de una mujer y si ese acto se comete con su esposa, no menor de 15 años, entonces el consentimiento de la esposa pasa a ser irrelevante… La violación marital no ha sido reconocida hasta ahora», dijo el juez.

El Tribunal Supremo de la India aumentó el consentimiento marital de los 15 a los 18 años en una sentencia histórica de 2017.

La mujer también acusó a sus suegros de acoso mental y físico «a causa del incumplimiento de la demanda de dote», decía la orden judicial. El juicio está pendiente.

Las declaraciones de Ahluwalia han vuelto a suscitar dudas sobre el trato que la India dispensa a las mujeres, que siguen enfrentándose a la amenaza de la violencia y la discriminación en una sociedad profundamente patriarcal.

La mayor democracia del mundo, con 1.400 millones de habitantes, ha avanzado mucho en la promulgación de leyes para proteger mejor a las mujeres, pero abogados y activistas afirman que su reticencia a tipificar como delito la violación marital deja a las mujeres sin la protección adecuada.

Según la Encuesta Nacional de Salud Familiar 2019-2021 del Gobierno de la India, el 17,6% de más de 100.000 mujeres de entre 15 y 49 años encuestadas dijeron que no podían decir que no a su marido si no querían sexo, mientras que el 11% pensaba que los maridos tenían justificación para golpear o atacar a su esposa si ella se negaba.

Las mujeres que denuncian una violación en la India disponen de algunas vías para emprender acciones legales contra sus maridos.

Por ejemplo, pueden solicitar una orden de alejamiento en virtud del derecho civil o presentar cargos en virtud del artículo 354 del Código Penal indio, que cubre las agresiones sexuales sin llegar a la violación, y del artículo 498A, que cubre la violencia doméstica.

Estas leyes están abiertas a la interpretación y los jueces pueden utilizarlas para imponer penas de prisión por agresión sexual en casos en los que una mujer casada haya alegado violación, pero muchos no lo hacen, según declaró anteriormente a CNN la abogada Karuna Nundy.

Además, muchas mujeres casadas son ignoradas cuando intentan presentar una denuncia policial, según un estudio de 2022.

El estudio examinó los registros de tres hospitales públicos de Mumbai entre 2008 y 2017 y descubrió que de 1.664 supervivientes de violación, la Policía no presentó ningún caso. Al menos 18 de esas mujeres denunciaron una violación conyugal a la Policía, incluidas 10 mujeres que alegaron haber sido violadas por un excompañero o marido.

Según el informe, la Policía dijo explícitamente a cuatro mujeres que no podían hacer nada porque la violación marital no estaba tipificada como delito.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí